Blog

Un buen lunch empieza desde cómo lo vamos a empacar

June 10, 2015

¿No les pasaba que cuando iban a la escuela, el sándwich que preparaban los papás aún dormidos, estaba lleno de servilleta por todos lados?, ¿o no? Esto debido a la humedad del pan que, junto con los ingredientes que le ponían, era todo un espanto; por eso decidí hablar hoy del famosísimo lunch que le podemos dar a los niños para la escuela o ¿por qué no? para irnos a trabajar.

El lunch debe de ser divertido y nutritivo, ¡atractivo!, para evitar que nuestros niños no coman la famosísima comida chatarra --hago la aclaración que todos, todos hemos comido--, solo que en nuestra época, me refiero a los adultos, nuestra vida no era tan sedentaria como lo es ahora la vida de los niños; ahora está prohibida, por lo tanto las más deseada, por eso hagamos un lunch divertido.

 

El lunch o almuerzo empieza por un buen desayuno, comer saludablemente es el primer paso para enseñar a nuestros hijos acerca de la importancia de una buena nutrición, por eso tenemos que predicar con el ejemplo, desayunar es el alimento más importante del día, así que sentarnos a la mesa por unos minutos sería lo más recomendable; pero entiendo lo que pasa por las mañana, a mí me pasó, así que lo único que les puedo recomendar es pensar desde un día antes qué vamos a desayunar, qué hay en ese refrigerador o qué tengo en la alacena que les pueda gustar y que se vayan bien alimentados; háganlo al principio, costará trabajo, pero conforme pasan los días, éste será más fácil de elaborar.

Pero se preguntarán porqué se salta de un lado a otro del desayuno al lunch, lo que pasa es que si el desayuno es completo, el lunch solo es un tentempié para llegar con un hambre moderada a la hora de la comida (las famosísimas cinco comidas que ahora sugieren los nutriólogos).

 

Para lograr un buen lunch, no hay que ser un genio, solo se requiere creatividad.

 

Por ejemplo, porqué siempre sándwich de jamón, qué aburrido ¿no? El sándwich queda bien un día, pero cambiemos el pan, existe una gran variedad de panes, usemos de trigo integral, leamos las etiquetas y chequemos que sea 100% integral, puede ser de varios granos; enseñemos a los chicos todo lo que puede comer, y cambien cada semana de pan, les va a encantar ver su sándwich hasta de otro color. El relleno puede ser de mil cosas. Qué tal una ensalada de atún, de diferentes quesos, de verduras asadas, de ensalada de pollo, de aguacate con queso, de salchicha, de mantequilla de cacahuate con plátano; solo algunas ideas para que usted tenga por ahí la referencia. Pero de verdad cámbielo y empáquelo en papel aluminio, o en bolsita de plástico y métalo en una cajita de lunch (existen miles en el mercado) para que no les pase que tenga que comer pan con servilleta.

Puede acompañarlo con verduras picadas, todas iguales, en un recipiente con tantita mayonesa para que los puedan untar o con tantito chilito en polvo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Tags:

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones destacadas

Un buen lunch empieza desde cómo lo vamos a empacar

June 10, 2015

1/2
Please reload

Archive
Please reload

Sígueme
  • Grey Facebook Icon
  • Grey Twitter Icon
  • Grey Instagram Icon